Odriozola, atrapado en su propio laberinto

Se celebró por fín la bendita rueda de prensa de Odriozola. 33 cámaras de televisión en una sala pequeña.
Quizá 100 periodistas. Pocos especialistas en atletismo pero con aroma de una de esas grandes citas. ¿Iba a anunciar su dimisión el presidente? Pues no.
Odriozola se limitó a representar el papel de víctima. Dijo que nadie le había dicho que Pascua era aficionado a dopar atletas, ignoraba que Eufemiano ha seguido haciendo de las suyas y se escurrió cuando le pregunté por el caso de Fabiane dos Santos (para ver si le liberaba de su amnesia), una brasileña entrenada por Pascua, que bajó de golpe en unos días desde 2:02 a 1:57 … hasta que la IAAF la cazó con un dopaje por testosterona. Al final recordó la historia y dijo algo de que la IAAF le dijo que no hiciera nada. Inició la rueda de prensa con miedo pero se fue viniendo arriba a medida que avanzaba la faena. Ángel David Rodríguez, el hombre más velos de España, le hizo un gran favor sentándose a su lado, suavizando la imagen de presidente apoltronado.
Odriozola vive en su laberinto, en un mundo un poco autista. Hoy no ha anunciado nada, ni medidas ni cambios de ningún tipo. Todo parece irle bien y no sólo ha negado que vaya a dimitir sino que ha dicho que se presenta a la reelección en 2012, algo que ya os avancé este verano en el blog. No sé si su objetivo es llegar a cumplir 40 años de mandato pero puede llegar a los 28 años en el sillón tranquilamente entes de soplar las 80 velas.
A mi me parece que no ha sido sincero. Dice que nadie le había hablado de las prácticas de Pascua, de las conexiones de Eufemiano, venga hombre. Han dado la impresión de que con Marta Domínguez tampoco tenían dudas médicas, Alberto García dejó de doparse, el positivo de Blanco, con Landa de por medio, va para medio año. Pues nada. La soledad del poder.
Odriozola, o no se ha enterado realmente de nada en los últimos años (que podría ser) o no ha querido mirar lo que tenía delante de sus narices. ¡Ah! Y la vicepresidencia de Marta Domínguez (antes de Carlota Castrejana) eran auténticos floreros. “Quería tener alguna mujer” ha dicho. Y luego ha añadido: “Era una vicepresidencia honorífica”.
Menos mal que, aunque no tiene nada que ver con su gestión, en las pistas hay menos dopaje esta semana. Odriozola sigue en su laberinto viendo pasar la vida y los imputados por la ventana. Al menos nos queda la Guardia Civil. Ellos sí han luchado contra el dopaje. Con una eficacia tremenda.
Publicado por Ignacio Romo

Imprimir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s