Bolt, atletismo, reggae, y ahora fútbo

El hombre más rápido del planeta es, además, uno de los deportistas más carismáticos

Bolt, atletismo, reggae, y ahora fútbol

El jamaicano también se plantea probar en salto de longitud, 

al más puro estilo Carl Lewis
Su ADN contiene los cromosomas de la velocidad y el reggae.Usain Bolt
(Jamaica, 1986), engloba en sus 1,95 metros y 76 kilos los dos. El atleta
es además, capaz de compaginarlos con gran perfección.
Según Bolt, lo mejor para recuperarse después de una dura jornada de
entrenamiento, es relajarse en las playas de Kingston al son que marca
el ‘One Love’ de Bob Marley.
El triple campeón olímpico y mundial de 100, 200 y 4×100 metros lisos
huye de los centros de alto rendimiento estadounidenses para refugiarse
en el país caribeño. Por ello, siempre lleva consigo una amplia sonrisa y un
catálogo de gestos que despiertan la simpatía de todos.
Bolt no se conforma con el atletismo. El jamaicano tiene planes de pasarse
al fútbol cuando se retire de la competición. Ya dejó entrever esta
posibilidad en 2009, cuando fue invitado de honor en el Santiago 
Bernabéu e hizo el saque de honor en un Real Madrid-Deportivo. Él se
muestra confiado de sus posibilidades y ve en este deporte retos futuros
que no encuentra en el atletismo.
Aun así, medita competir en los 400 metros lisos o en salto de longitud a
medio plazo.
El próximo agosto deberá revalidar sus títulos mundiales en Daegu, 
Corea del Sur. 
Su entrenador, Glen Mils, no está satisfecho con el inicio de temporada
del velocista, que a pesar de no haber perdido ninguna carrera llega 
con la séptima mejor marca del año con 9,91 segundos, lejos de los 9,58
del récord mundial que sustenta.
Escándalos
Un deportista de su magnitud tampoco se libra de los escándalos en su
vida privada.
El jamaicano lleva su ritmo de vida a todas las discotecas a las que va. Allí,
lo mismo hace de ‘dj’ que baila sensualmente con alguna compatriota. El
diario alemán Bild, se hizo eco de ello en los pasados mundiales de 
atletismo de 2009.
En esa ocasión, el velocista salió a celebrar sus tres títulos tan sólo cuatro
horas después de la última prueba. Bebió cerveza, pinchó música reggae y
fue fotografiado en situación comprometida con una mujer. Sus palabras
también le han jugado una mala pasada.
Ese mismo año y en el mismo periódico, declaró que «en Jamaica todos los
niños saben liar porros».
Además, añadió que él de joven también fumó marihuana. Posteriormente 
rectificó sus palabras y lanzó un alegato en contra de las drogas y de
su consumo. Bolt es capaz de bromear a pie de pista 30 segundos antes de
jugarse una medalla olímpica.
La cámara de televisión, los jueces o un aficionado, forman parte del 
show que acompaña al plusmarquista. Es capaz de hacer del atletismo un 
deporte a la altura de cualquier otro espectáculo deportivo.
Esa forma de ganar dejándose llevar, como si el estadio y los espectadores
fueran actores y él protagonista de una película, solo está a su alcance. 
Y las personas capaces de hacer cosas que nadie más podría hacer, son 
recordadas para siempre como leyendas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s