Durante el ejercicio: ¿agua o bebidas deportivas?

Lo importante es estar hidratado(a) siempre, sobre todo cuando haces ejercicio. Sin embargo, a la hora de seleccionar cómo hacerlo muchas personas se preguntan qué es mejor, si tomar agua o bebidas deportivas. He aquí algunos datos que te ayudarán a responder a esa pregunta y a elegir mejor.
Ya sea por gusto o por necesidad, has decidido mantener una rutina de ejercicios. Conoces la importancia de la actividad física y los beneficios que ésta le aporta a tu salud. ¡Felicitaciones! Has tomado una decisión estupenda para tu bienestar, no solamente físico sino también emocional.
El próximo paso es que tengas en cuenta todos los cuidados necesarios a la hora de poner tu cuerpo en movimiento. Si todavía no lo has hecho, puedes pedir asesoramiento de un entrenador o entrenadora física y, si es necesario, consulta con tu médico para que determine si debes tener algún cuidado en particular, basado en tu estado de salud.
Y junto a los cuidados propios de cada actividad y particulares de cada persona, hay algo que todos necesitamos: mantenernos bien hidratados. Esto no es algo específico de quienes practican deportes, ya que todos necesitamos mantener el cuerpo hidratado para que funcione correctamente. Sin embargo, las personas que hacen ejercicio pueden perder más líquidos y minerales cuando sudan, por eso es importante que beban más que alguien que lleva una vida sedentaria, ya sea antes, durante y/o después de practicar el ejercicio.
A la hora de elegir cómo mantenerse hidratado, muchos eligen las bebidas deportivas. Sin embargo, no hay nada mejor que el agua. Y si te parece desabrida, puedes agregarle limón o cubitos de fruta con su cáscara para darle sabor y de paso algo de vitaminas.
Al respecto, cuando se trata de vitaminas, algunos eligen aguas fortificadas, aunque es preferible que las obtengas de una dieta saludable y no a modo de suplemento en las bebidas, ya que éstas a veces tienen azúcar agregada y, por otro lado, puedes consumir más vitaminas de las que en verdad necesitas.
Frente a esta idea, hay especialistas que consideran que la elección entre el agua y las bebidas deportivas es cuestión de gustos y, en efecto, a veces puede ser útil tomar bebidas deportivas para mantenerse hidratados y con energía, pero hay que tener en claro algunas cuestiones antes de elegir.
Antes que nada, ¡no te confundas! No es lo mismo una bebida deportiva que una energética. Las bebidas deportivas contienen carbohidratos (azúcares), minerales (como sodio o sal, potasio, etc.) y aromatizantes. Su función es la de restituir el agua y los minerales que se pierden durante una sesión de ejercicio intenso o vigoroso.
Las bebidas energéticas, en cambio, contienen estimulantes como la cafeína y otros ingredientes que aumentan el efecto estimulante, como el guaraná, la yerba mate, la cola, el cacao, la taurina y hasta la efedrina, que es un descongestionante que puede tener efectos cardiovasculares (vasoconstricción) y, si se toma en exceso, puede causar desmayos. Estas bebidas, en general, no son saludables.
Así que hay que tener mucho cuidado con las bebidas energéticas que no aportan nutrientes. En cuanto a las bebidas deportivas, ten en cuenta si tienen o no azúcar agregada. Si la tienen, recuerda que no están recomendadas para personas con diabetes. Además, si el objetivo del ejercicio es perder peso, entonces tampoco te ayudarán a lograrlo. Por eso, aprende a leer bien las etiquetas de los productos.
Por último, también debes tener en cuenta la cantidad e intensidad del ejercicio que practicas así como el lugar. No es lo mismo correr dos horas al aire libre bajo el sol de un día de verano que hacerlo durante una hora, en una cinta, en el gimnasio, donde la temperatura, por lo general, es agradable.
Una regla que puede servirte de guía y que es fácil de memorizar es: el agua es apropiada cuando estás sentado en el sofá o en el escritorio, estudiando o trabajando, y mientras haces ejercicios moderados, como correr o andar en bicicleta no más tres millas (casi 5 kilómetros).
Si quieres, puedes elegir una bebida deportiva en las siguientes situaciones:
  • cuando estés activo(a) físicamente durante más de una hora.
  • cuando hagas ejercicio en ambientes con mucha humedad o calor, en el frío o en la altura.
  • si no has comido algo de calidad antes de hacer ejercicio.
  • si eres luchador o participas en algún deporte que limite tu consumo de energía antes de pesarte para participar.
Además, recuerda que los niños y los adolescentes tienen que tener más cuidado con las bebidas deportivas y no se recomienda que tomen las bebidas energéticas.
En general, la mayoría de las personas puede mantenerse bien hidratada consumiendo sólo agua, que al fin de cuentas, es la bebida más natural y saludable de todas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s